Los cinco buenos hábitos SAT

Sea cual sea su opinión de sí mismo como un estudiante, el SAT es seguro para presentar un desafío. Si su opinión de sus habilidades académicas es baja, usted puede pensar que no es digno del estudio, y si su opinión de sus habilidades académicas es alta, usted puede pensar que no es necesario estudiar. En cualquier caso, lo cierto es que la preparación y la estrategia son necesarias para asegurarse de que su desempeño en el SAT refleja sus habilidades con la mayor precisión posible, y que sólo podría mejorar sus habilidades en el camino. Aquí estan cinco de las mejores prácticas que todos los estudiantes al tomar el SAT deben prestar atención.

1. Espaciar su preparación
Tratar el proceso de preparación como un esfuerzo a largo plazo, no es sólo algo que se va a hacer en un par de noches o incluso un par de semanas. Establezca un horario regular para que no lo agote sino que permitirá hacer un progreso constante, y se acostumbrara a ella. Asimismo, no descuide los demás aspectos de su vida, como la salud, la felicidad, y su educación en general, ya que no son menos importantes sólo porque usted va a tomar el SAT.

2. Enfoque en aprender más que en la memorización y estrategia
La mejor manera de tener acceso a la información cuando se necesita es tener en cuenta que debe convertirse en parte de su forma de pensar, en lugar de algo que acaba de suscitarse en su mente. Esto es especialmente importante dado que el proceso de preparación debe extenderse; si sólo se está memorizando, a continuación, toda la información que tomo al comienzo de su proceso de preparación, lo más probable es que será olvidada por el tiempo que realmente toma la prueba, lo que significa que usted ha perdido su tiempo y esfuerzo. Además, si usted prioriza tomar exámenes de estrategia sobre el aprendizaje del material, usted estará engañándose a sí mismo fuera de la oportunidad de obtener un beneficio duradero de sus esfuerzos, y es probable que la prueba no sea como usted espera.

3. Presupuesto del Tiempo
La gestión del tiempo es también un aspecto importante de la prueba en sí. No es sólo una cuestión de cuánto sabe, sino la rapidez y facilidad en la que usted puede acceder, cómo usted puede enfocar su atención, y con qué eficiencia puede priorizar sus actividades. Su estrategia de toma de exámenes debe incluir saber aproximadamente cuánto tiempo se puede gastar en cada pregunta a medida que avanza, y asegurándose de que usted no se quede estancado en un solo lugar.

4. Responda las preguntas más fáciles primero
Esta es una estrategia muy general para cualquier prueba de selección múltiple, donde todas las preguntas serán válidas para el mismo importe. En el SAT, algunas preguntas serán más rápidas y más fáciles de responder que otras, y, teniendo en cuenta que puede que no tenga la oportunidad de responder a todas ellas en el tiempo permitido, es mejor si usted responde la mayoría de las preguntas posibles. Obviamente va a conseguir mucho más beneficio de responder a tres preguntas fáciles en el tiempo que le tomaría para responder a una difícil.

5. No se estrése
Estresarse, ya sea durante el proceso de preparación o durante la prueba en sí, socavará sus esfuerzos por hacer que sea menos eficaz, y también se siente terrible. Haga su trabajo, pero no insista en ello. Puede estar seguro de que obtendrá el mejor resultado posible al hacer su mejor esfuerzo, y confiar en sí mismo.

Tome estos consejos y de seguro mejorará su preparación SAT, sin ninguna duda. Contáctenos al (04) 6012206.

Posted in SAT